Garantía adicional por Internet

Una de las personas que me ha llamado hoy no lo ha hecho ni para pedir información, ni para asesorarse, ni para contratar un seguro.

El hombre quería anular un seguro que alguien le había emitido sin su firma ni su consentimiento y no sabía ni qué hacer ni a quién acudir. No sabía el nombre de la persona con la qué habló y tenía miedo de que se lo cobrasen del banco. Según el cliente, él se quiso informar por Internet y después de hablar con alguien por teléfono, ha recibido hoy la póliza, solicitándose además que devuelva una copia firmada.

Para evitar posibles casos así uno nunca se debe facilitar el número de cuenta, y de tarjeta menos, a no ser que estén todos los términos muy claros. Pero en cualquier caso tampoco es alarmante porqué si realmente se ha tratado directa o indirectamente con una Compañía de seguros los contratos de seguros contratados a distancia suelen ser anulables durante los primeros días sin costes ni consecuencias de ningún tipo para el Cliente gracias al artículo 10 de la Ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a consumidores (ver explicación).

3.7 / 5 ( 3 votos )
Share

¿Aceptas el uso de las cookies?