Portada » Seguros de decesos Adeslas

Seguros de decesos Adeslas

Decesos Adeslas Todo Previsto

Con Adeslas dispones de seguros en modalidad de prima natural, seguros de decesos tradicionales con prima estable, y seguros de prima única. Según vuestra edad o circunstancias, una modalidad o la otra será la más indicada.

Seguros de decesos Adeslas Todo previsto

La modalidad “Todo Previsto” es el seguro de decesos de Adeslas más económico para personas menores de 60 años. Se trata de un seguro de decesos con prima natural, permitiendo así un ahorro espectacular para los asegurados más jóvenes.

Otras opciones:

Principales Ventajas:

Adeslas Decesos Completo (Prima Constante)

Se trata de la opción con la prima más constante posible. Es ideal para personas que quieran tener la tranquilidad de que las subidas de prima serán siempre mínimas o inexistentes. Este seguro, siendo el más completo, incluye también la redacción, una vez al año, de un testamento ante notario.

Opciones de la modalidad:

Principales Ventajas:

La cobertura del testamento

En el seguro de decesos completo se cubre, la redacción de un testamento que se podrá firmar ante notario. La garantía cubre asesoramiento jurídico telefónico, testamento vital elaborado por un abogado y su inscripción en el Registro de Últimas Voluntades. Se garantiza el derecho a una modificación anual del testamento, siempre que la póliza siga en vigor.

El teléfono para solicitar dicho servicio es el 91 125 98 36 opción 3.

Seguros de decesos Adeslas Prima única

Se trata de la opción que permite “dejar el entierro pagado”. Es una solución para personas mayores de 65 años, que quizás no tienen todavía ningún seguro, o que prefieren dejar de pagar el que ya tienen, haciendo un pagó único que garantiza una cobertura vitalicia.

Además de garantizarse una cobertura vitalicia, el servicio también se podría cubrir con inmediatez tras la formalización del seguro (firma y pago de la prima). En caso de no finalizar el seguro durante años, ya sea por fallecimiento o por rescate, el capital asegurado también se actualiza cada año, sin necesidad de pagar ninguna prima ni sobrecoste más.

El capital asegurado es rescatable y, en caso de no rescatarse con una cancelación anticipada de la póliza, se revaloriza un 1,8% cada año, sin necesidad de pagar ninguna prima periódica ni adicional más.